Colágeno: una proteína, muchas funciones

El colágeno hidrolizado se ha convertido en un ingrediente importante para la industria cosmética por su aplicación en diversos tratamientos para mejorar la salud del cabello, la piel y las uñas.

A medida que envejecemos, el colágeno comienza a deteriorarse. Sin embargo, los rayos del sol y el consumo de tabaco también son causantes comunes de este deterioro, que produce problemas de la piel tales como arrugas, flacidez y otros signos de envejecimiento.

El colágeno es un componente básico de la piel, huesos, ligamentos, tendones y cartílagos. También forma la estructura de la pared de los vasos sanguíneos, córnea, dentina, encías y cuero cabelludo, así como del tejido conectivo que envuelve nuestros músculos y órganos.

La composición específica de aminoácidos del colágeno proporciona propiedades funcionales que no se encuentran en otras fuentes de proteínas.

Por otra parte, tiene un efecto anabólico muscular muy importante en la recuperación post ejercicio: Incrementa la expresión de colágeno dérmico y suprime la actividad de la metaloproteinasa, dos enzimas implicadas en procesos fisiológicos y patológicos que intervienen en la rotura de la matriz extracelular de los tejidos.

Con información de: Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *